-SE QUEDA CON EL DINERO DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA

Tlilapan Ver.- Por abuso de confianza, robo y utilización de recursos económicos que no le pertenecen, fue denunciada la Síndico del Ayuntamiento de Tlilapan Jovita Cortés Guzmán, ante el Departamento Jurídico del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, cuya demanda será turnada hasta la propia Fiscalía.

Hasta el Palacio Municipal de Tlilapan, llegó la señora Elvira de la Cruz Namictle, con domicilio conocido en el Barrio de Perojapa (perteneciente a la Congregación de Tonalixco), para obtener el dinero que le envía cada semana el papá de sus hijos por concepto del pago de la pensión alimenticia.

Al ser la representante legal de la actual administración municipal, la edil tiene en sus manos los recursos que se hacen a través de depósitos y transferencias bancarias, pero ésta se negó rotundamente a entregarle el pago de la pensión a la señora Elvira, argumentando que el dinero lo tenía en su casa y mejor que la esperara hasta la próxima quincena.

La afectada le reclamó a Cortés Guzmán, el por qué había tomado y peor aún gastado un dinero ajeno, exigiendo la inmediata reposición del daño. No obstante, le volvió a protestar no es la primera vez que lo hace pues ya son tres ocasiones que le retiene su dinero tal y como ha hecho algunas veces en donde le depositan 1, 200 pesos y solo le entrega 400.

“Tengo tres hijos de 5, 9 y 15 años y soy yo quien se encarga de vestir, calzar y alimentar a ellos; a veces es muy difícil pues me dedico al comercio ambulante y ando de un lado para otro con tal de darle a mis hijos lo más indispensable y también debo de atender las juntas en las escuelas, faenas, tareas escolares y todo lo que se vaya presentando en la semana”, expuso de la Cruz Namictle.

La inconforme, reveló que en cinco años durante en los cuales lleva recibiendo la pensión alimenticia no había pasado por una situación como ésta hasta que llegó la nueva Síndica del Ayuntamiento de Tlilapan Jovita Cortés Guzmán. Cansada del abuso de autoridad, levantó la voz y puso su queja ante la dirección jurídica.

Molestos para la manera prepotente de actuar de misma edil, los empleados que se encontraban ahí presentes hicieron una cooperación para entregarla de manera altruista a la señora Elvira, pues sus hijos no se iban a quedar sin comer hasta la próxima quincena y todo por culpa de una servidora pública la cual debería de estar trabajando para favorecer al mismo pueblo.

 

Por okre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *